En esta época en la que disfrutamos de  las nuevas alternativas de ocio que nos proporcionan las nuevas tecnologías, no hay que olvidar que éstas pueden afectar a nuestra vista. Está  comprobado que cuantas más horas pasamos delante de un ordenador, viendo la televisión, jugando  videojuegos o con el móvil o, incluso, conduciendo, las molestias en nuestros ojos se incrementan y, por este motivo, han aumentado de forma considerable los casos de una molestia llamada “ojo cansado”. Esto se presenta especialmente en las personas que usan lentes de contacto.

Los ojos son una parte vital de nuestro cuerpo es por eso que siempre enfatizamos sobre su cuidado y protección. Nos referimos principalmente a las malas atenciones que por una u otra causa hacemos sin mostrar la mínima importancia. Pero aquí te diremos como puedes cuidar tu mirada por medio de unos consejos prácticos para el cuidado de tus ojos.

Los problemas más comunes y con los que nos topamos comúnmente son el cansancio en los ojos que se representa por muchas cuestiones. Entre estas razones se encuentra la mas usual que es la de pasar mucho tiempo en la computadora o los celulares y esto ocasiona que la viste se canse y se nuble. Recordemos que vivimos en la  era de la  tecnología, pero que el abuso y mal uso de estos aparatos puede afectarnos más de lo que creemos, es decir, nos afecta mentalmente ya que nuestro mundo gira alrededor de un 80% de  comunicación virtual y un 20% de comunicación hablada.

Si nos enfocamos en términos médicos sobre los problemas oculares encontramos los errores de refracción, conocidos más como vista corta (miopía), hipermetropía, astigmatismo y presbicia. Los errores de refracción ocurren cuando la forma del ojo evita que la luz se enfoque directamente en la retina. El largo del globo ocular (más corto o más largo), ciertos cambios en la forma de la córnea o el envejecimiento del cristalino pueden causar errores de refracción. La mayoría de las personas tiene una o más de estas enfermedades.

Ante este tipo de problemas no hay que olvidar que la atención de un oftalmólogo siempre será necesaria. Gracias a que es un experto en el tratamiento de problemas en los ojos,  podrá darte un diagnóstico preciso a partir de tus síntomas y de diversos estudios. Además, te podrá ayudar a elegir la mejor opción de lentes –tanto de armazón como de contacto-, o bien, te dirá si eres candidato para someterte a una cirugía.