El uso de lentes de contacto blandos facilita y nos hace más práctica la vida, no sólo por su efectividad en la vista del día a día, sino también por su adaptación a nuestro ojo y a nuestro ritmo. No obstante, maquillarse y utilizar estos lentes de contacto puede tener un punto algo más complicado que sencillo. Hacer uso diario de estos lentes no significa escoger entre vivir tu día con poco o casi nulo maquillaje –no tienes que ir de cara lavada–, u optar por una vista limitada.

La Asociación Estadounidense de Optometría indica al maquillaje como una de las principales fuentes de problemas para la salud de tus ojos en el empleo de lentes de contacto, esto debido a que su composición química puede reaccionar con las sustancias del maquillaje, y sobre todo, almacenarlas en la superficie de tu ojo, justo entre el lente y tú. De esto podemos decir que no existe una rutina específica para la aplicación del maquillaje, o se requiere de algún producto especial. Lo que si podemos decir es que lo más importante se basa en tener buenos hábitos de uso y empleo del maquillaje con lentes de contacto. Esto permitirá evitar resequedad o irritación en el ojo así como posibles infecciones, por un lado la conjuntivitis (ojo rojo, visión borrosa, lagrimeo y/o secreción del ojo), y por el otro se puede llegar a desarrollar queratitis por motivo de bacterias y hongos (derivado de una mala higiene) que afectan directamente la córnea y puede llevar a requerir un transplante de la misma.

Pero no hay que preocuparse, evitar esto es realmente sencillo poniendo atención a estos diez hábitos rápidos y fáciles:

  1. Lava manos y rostro: Por más obvio que parezca, muchas veces se olvida. Antes de aplicar maquillaje, debemos lavar manos y rostro correctamente, con agua y jabón neutro de preferencia. Es el paso más importante porque eliminará impurezas de cremas, polvo u otros elementos externos.
  2. Aplicación de lentes de contacto: Aplícalos con tu método usual, ya sean diarios, o de otra periodicidad. Esto evitará partículas del maquillaje en tu ojo y te permitirá ver con mayor claridad.
  3. Selección de maquillaje: La mejor opción son productos hipoalergénicos, libres de aceite –no al aceite–, y libres de fragancia. Productos que no causen irritación en el ojo y que sean fáciles de eliminar.
  4. Hidrata tu rostro, evita tus ojos: Aplica crema hidratante o algún otro producto para tu rostro, evita el contorno de los ojos ya que pueden manchar tus lentes.
  5. Hazlo con calma: Que cada movimiento tenga un cuidado y suavidad de terciopelo. Si alguna partícula cae en el ojo puedes pestañear para removerla, si existe irritación, remueve el lente y el maquillaje, espera unos minutos y comienza de nuevo.
  6. Base de maquillaje: Sacude las brochas o instrumentos antes de aplicar. Adminístralo como es costumbre con los ojos cerrados para evitar partículas en el ojo. Pon especial atención debajo de los ojos.
  7. Sombras: Escoge sombras en crema en lugar de en polvo ya que es más compactas y menos probables que entre a tus ojos. Sugerimos crema base agua, las de aceite pueden causar irritación. Si prefieres en polvo, aplica con tus ojos cerrados y una brocha limpia.
  8. Rímel o máscara: Utiliza hipoalergénicas, evita las que son a prueba de agua. Si son de aceite y entran en contacto con tu lente pueden manchar el lente y requerirás desmaquillarte base aceite que altera la composición del lente. Administra con cuidado sin acercarse demasiado a la base de las pestañas.
  9. Delineador: Los delineadores sólidos son mejor opción que los líquidos. No lo hagas en el área interior de los párpados ni en la línea de agua para no manchar los lentes. Sugerimos delineadores en gel compatibles con tus lentes de contacto.
  10. Para desmaquillarse: Lava y seca tus manos perfectamente, remueve tus lentes antes de desmaquillarte, y luego utiliza tu líquido desmaquillador. Te sugerimos uno bifásico o base agua y almohadillas de algodón humedecido. Si utilizas lentes no desechables, enjuágalos y lávalos como sueles hacerlo para remover impurezas.

El pilón: Si necesitas utilizar spray para el cabello, aplícalo antes de colocar tus lentes. Si lo administras después, mantén cerrados los ojos durante el uso y unos segundos después de haberlo aplicado.

Como último y muy importante: Ten tus lentes de contacto lejos de esmaltes de uñas, quitaesmaltes, pegamento y cualquier tipo de perfume o fragancia, estos químicos dañan seriamente el material de tu lente. Cambia tu maquillaje cada tres meses, esto evitará impurezas y residuos que se trasladen a tus lentes y tus ojos; mantenlo en un lugar seco y seguro; y sobre todo, no los compartas, el maquillaje es un producto íntimo y personal.