Todos los días están llenos de actividades, pero algunas de ellas, si nos llegamos a descuidar pueden provocar daños permanentes en los ojos, por ejemplo: mirar la pantalla de tu computadora, un teléfono inteligente, un videojuego u otro dispositivo digital durante largo tiempo. Es por esto que puede ser normal sentirnos con la vista cansada o con los ojos un poco secos.

 

Hoy en día, todos estos hábitos son parte de nuestra rutina. Los artículos electrónicos ahora están involucrados para resolver cualquier tipo de problema. Por esta razón llegó el momento de tomar consciencia y practicar hábitos saludables que ayuden a nuestros ojos a mantenerse al margen de este estilo de vida, en otras palabras, los ojos se encuentran cada vez más vulnerables por el uso de la tecnología y debemos tomar medidas de prevención.

 

Pero, ¿cómo puede empeorar la fatiga visual causada por el uso de las computadoras, celulares o televisiones? Existen 2 razones principales:

 

  1. La privación de sueño: cuando se duerme menos de lo necesario, los ojos tienden a irritarse. La siesta es una parte indispensable de nuestro día, así le permitimos a nuestros ojos descansar, ya que se reponen a través de nutrientes. Si no descansamos bien, tendremos una pequeña irritación que expone a nuestros ojos a un riesgo de inflamación o infección, en especial si usamos lentes de contacto. Si nos encontramos con una sesión maratónica de trabajo, lo mejor será tomar pequeñas siestas de vez en cuando.

 

  1. El uso incorrecto de lentes de contacto: si somos usuarios de lentes de contacto debemos saber cuál es el uso adecuado y el cuidado de los mismos, sobre todo si usamos computadoras y otros dispositivos de pantalla digital. El simple hecho de saberlo nos ayudará a prevenir cualquier infección, inflamación, irritación u otros problemas. En momentos de desvelo usa mejor tus anteojos, nunca debemos dormir con los lentes de contacto puestos y, lo más importante, sigue las buenas prácticas de limpieza:
  • Evitar el contacto de los lentes con el agua, debemos usar siempre la solución multiusos y cambiarla cada vez que los almacenemos.
  • Con ayuda de la yema de los dedos y la solución multiusos, debemos frotar los lentes de contacto para limpiarnos antes de meterlos al estuche.
  • Limpiar el estuche con regularidad con una solución fresca, nunca agua. Debemos reemplazarlo cada 2 o 3 meses.
  • En nuestro día, tanto los ojos como los lentes de contacto también deben de hidratarse y mantenerse limpios, para eso están los lubricantes como Prolub® Ofteno. La ventaja de usar esta solución es que lo podemos aplicar directo a los ojos sin quitarnos nuestros lentes de contacto.

 

En caso extremo y constante irritación por fatiga visual como ojos rojos, visión borrosa, lagrimeo, sensibilidad a la luz o dolor, inflamación o algún tipo de secreción, te recomendamos acudir con tu optómetra de confianza.