Gracias a que los lentes de contacto nos cubren gran porcentaje de nuestros ojos, tenemos una menor cantidad de lubricación natural en ellos. Es por esto que, en ocasiones, tenemos los ojos irritados o con una sensación de cansancio.

 

Este tipo de alergia puede ser llamada “estacional”, y debido a nuestros lentes de contacto podemos sentirla un poco más. A continuación te damos unos consejos para proteger a nuestros ojos contra este tipo de alergias:

 

  1. Evitar frotarse los ojos: al frotar nuestros ojos podemos provocar la liberación de histamina (químico que las células producen para combatir invasores, como gérmenes y bacterias).
  2. Protegerse: debemos evitar exponernos a situaciones de alergias o protegernos con gotas o lentes protectores.
  3. Llevar lentes de sol envolventes: la tecnología nos brinda nuevas opciones de lentes que bloquean la radiación UV con protección lateral.
  4. Limpiar la casa: Debemos usar un trapo húmedo para así realizar una limpieza profunda, incluso las superficies altas como las estanterías y marcos de las puertas. Optemos por productos anti-ácaros.
  5. Refrigerar las lágrimas artificiales: una temperatura más fría, alivia los ojos.
  6. Utilizar lágrimas artificiales de calidad: Prolub® Ofteno es un lubricante que ayuda a limpiar, refrescar e hidratar el ojo seco, además es especial para usuarios de lentes de contacto. Se aplica directo a los ojos.
  7. Recurrir a medicamentos con prescripción: debemos acudir siempre al optometrista u oftalmólogo para cuidar de nuestros ojos correctamente.
  8. Prescripción de medicamentos más potentes: dado que el caso sea muy especial no hay que tenerle miedo a los medicamentos más potentes, si nuestro optómetra u oftalmólogo lo recomiendan debemos confiar.
  9. Cuando considerar la cirugía: existen casos muy raros en los cuales nuestros ojos no son compatibles con lentes de contacto y debemos someternos a cirugía para mejorar nuestra capacidad visual.
  10. Comer miel producida localmente: si durante el año tomamos pequeñas dosis de miel nuestro cuerpo se acostumbrará a él y dejará de ver el polen como una amenaza digna de desplegar las tropas de histamina.

 

Prácticamente, los que somos alérgicos debemos ser mucho más cuidadosos, limpios y llevar una rutina de sanación, hidratación y limpieza en nuestros ojos. Prolub® Ofteno cuenta con todas esas funciones para nuestra tranquilidad, su fácil uso nos permite aplicarlo directamente a nuestros ojos aún con los lentes de contacto puestos.