El síndrome del Ojo Seco es un padecimiento que se debe a la falta de lágrimas en los ojos, en algunos casos nuestros ojos dejan de soltar las lágrimas necesarias para tenerlos bien hidratados y en excelentes condiciones.

 

Existen varios términos para este padecimiento:

  • Queratitis sicca: que describe la sequedad e inflamación de la córnea.
  • Queratoconjuntivitis sicca: que afecta tanto la córnea como la conjuntiva.
  • Síndrome de disfunción lagrimal: por la calidad y cantidad inadecuada de las lágrimas.

Los síntomas más comunes son la sensación de quemazón, picazón, dolor, pesadez en los párpados, ojos fatigados y adoloridos, resequedad, ojos rojos, fotofobia (sensibilidad a la luz) y visión borrosa.

 

Si presentamos estos síntomas es por una o varias de estas 10 razones:

 

  1. La computadora: el 10% de los casos lo padece por esta razón, ya que los usuarios no parpadean lo suficiente.
  2. Los lentes de contacto: el uso de los mismos naturalmente reseca nuestros ojos por eso recomendamos usar un buen lubricante como Prolub® Ofteno que se puede aplicar aún con los lentes de contacto puestos, además hidrata, limpia y refresca nuestros ojos durante largo tiempo de nuestro día.
  3. El envejecimiento: naturalmente el 25% de las personas mayores a los 70 años lo padece.
  4. Las hormonas: con el déficit hormonal, se reduce la producción de estrógenos. Los que padecen menopausia lo padecen.
  5. Ambientes interiores y exteriores: Los climas áridos, las condiciones ventosas, bajos niveles de humedad, el aire acondicionado, los ventiladores y la calefacción aumentan los riesgos de Ojo Seco.
  6. Vuelos frecuentes: El aire de las cabinas de los aviones es sumamente seco y si somos viajeros frecuentes podemos padecerlo.
  7. Fumar: en general el humo del tabaco nos afecta en todos los sentidos y la vista no es una excepción.
  8. Condiciones de salud: diabetes, trastornos relacionados con la tiroides, lupus, artritis reumatoide y Síndrome de Sjogren, contribuyen a la aparición del padecimiento.
  9. Medicamentos: algunos incluyen antihistamínicos, antidepresivos, determinados fármacos para la presión arterial y píldoras para el control de la natalidad, que aumentan el riesgo de Ojo Seco.
  10. Problemas de párpados: existe un trastorno llamado lagoftalmos que consiste en el cierre incompleto de los párpados al dormir o al parpadear. Éste puede ocasionar Ojo Seco gravemente, al grado de llegar a una úlcera corneal.

 

Sin duda, estas son algunos hábitos, descuidos o padecimientos que llevamos en nuestra vida diaria y por eso debemos tener mucho cuidado. A continuación, presentamos las medidas preventivas, es momento de tomarlas en cuenta:

 

  • Una dieta rica en ácidos grasos omega 3 y baja en omega 6.
  • Una postura y distancia correctas ante el ordenador y descansar la vistacon frecuencia, mirando a otro lado.
  • Si padecemos una enfermedad ocular, debemos seguir estrictamente nuestro tratamiento o prolongarlo si el especialista lo recomienda.
  • Evitar los ambientes excesivamente secos, en los que haya aire acondicionado o calefacción.
  • No fumar y evitar el humo.
  • Llevar contigo siempre un lubricante, como Prolub® Ofteno, que alivia las molestias del Ojo Seco, aún con los lentes de contacto puestos.

 

Ahora sí, ya sabemos cómo evitar el Ojo Seco, debemos de estar siempre conscientes de lo que le sucede a nuestros ojos en cada circunstancia y darle sus debidos cuidados. Recomendamos compartir esta información con nuestros amigos y familiares, para fomentar una mejor salud. Cualquier síntoma te recomendamos acudir con un experto y seguir sus recomendaciones.