La nomofobia o adicción a los celulares es todo un tema. Según la Asociación de Internet, los mexicanos estamos 8 horas al día navegando en la web en nuestro Smartphone. Según algunos estudios revisamos 100 veces nuestra pantalla del celular al día. Imaginemos el nivel de estrés que podemos padecer cuando se nos acaba la batería de nuestro teléfono móvil.

 

La Universidad de Corea comprobó que las personas adictas a los celulares presentan altos niveles de:

 

  1. Depresión: sin el Smartphone algunos se sienten totalmente perdidos.
  2. Ansiedad: según la Profeco (Procuraduría Federal del Consumidor) existe un miedo irracional de las personas al separarse de su teléfono móvil.
  3. Insomnio severo: provocado por la luz blanca o azul que suprime el 22% de los niveles de la hormona reguladora de sueño (melatonina), un porcentaje solo por 2 horas de exposición antes de dormir. Estas cifras las respalda el Instituto Politécnico Rensselaer.
  4. Impulsividad: la OMS (Organización Mundial de la Salud) afirma que la distracción que provoca un celular es más latente que los efectos del alcohol.

 

Pero además de eso también existe un efecto número cinco el cual afecta nuestra salud ocular, la luz LED afecta directo a nuestra retina, debido a que guardamos poca distancia al utilizarlos. A la larga esto provoca una degeneración macular. El forzar constantemente nuestros ojos hace que el músculo se tense y nos provoque una falta de enfoque, una miopía temporal y por lo tanto una visión borrosa.

 

Debido a la constante atención y la falta de parpadeo, los ojos se ponen muy resecos. Si tomamos en cuenta que el ojo para lubricarse necesita de 16 a 20 parpadeos por minuto y al usar nuestro celular parpadeamos de seis a ocho veces, tan solo imagina en qué estado se encontraría nuestra retina. El Ojo Seco puede tener consecuencias severas, para prevenir eso debemos contar con un lubricante a la mano. Las gotas de Prolub® Ofteno hidratan, limpian y brindan confort a nuestros ojos, la ventaja de este lubricante es que lo podemos aplicar aún con nuestros lentes de contacto puestos.

 

Algunos psicólogos consideran que la nomofobia es un trastorno real y el comportamiento que lo conlleva es aún más grave que la adolescencia en cuanto habilidades sociales.

 

La Profeco advierte que el uso de celulares debe de ser responsable, ya que así como es una herramienta también si lo utilizamos en exceso afecta a nuestra salud. Cualquier síntoma que presenten nuestros ojos debemos de acudir de inmediato con un experto.