¿Realmente estamos seguros de que cuidamos bien nuestra vista? Probablemente por algún descuido estemos poniendo en riesgo la salud de nuestros ojos y aún no lo sepamos.

Aquí te mencionamos esos descuidos que comentemos y no les damos tanta importancia:

  1. No usar lentes de sol o hacerlo sólo a veces: los rayos UV tienen un efecto acumulativo y por eso desde niños debemos utilizarlos cada que salimos.
  2. Dormir con los lentes e contacto puestos: quizá esta ya la hayas escuchado pero debemos ser muy cuidadosos cuando se trata de lentes de contacto que aunque en el empaque mencione que son lentes especiales para dormir, la gran mayoría de las veces no lo son.
  3. Tocar y frotarse los ojos: esta acción es una fuente enorme de problemas, nunca es bueno, sobre todo si usas lentes de contacto. Si sientes comezón lo mejor que puedes hacer es usar lágrimas artificiales para limpiar, en el caso de los usuarios de lentes de contacto podemos usar Prolub®Ofteno, un lubricante que limpia, refresca e hidrata nuestros ojos, mientras llevamos puestos los lentes.
  4. No realizar revisiones periódicas de la vista: lo ideal es que además de revisar nuestra graduación, realicemos un control preventivo que incluya pruebas como tensión ocular, detección de alteraciones en la retina entre otras. Si ya tenemos un problema mayor con más razón debemos de acudir con frecuencia a revisión.
  5. Mirar pantallas de dispositivos electrónicos durante horas: nuestro cuerpo no está diseñado para trabajos de visión durante horas. La luz LED tampoco ayuda. Lo mejor es seguir la regla 20/20, cada 20 minutos, mirar a la distancia más lejana posible durante 20 segundos.
  6. Aplicar delineador por el borde interno de los párpado: debemos evitar sobre todo los lápices de ojos más líquidos.
  7. Usar gotas para los ojos rojos habitualmente: este tipo de gotas pueden ser perjudiciales para nuestra vista si las usamos incorrectamente.
  8. Dormir con maquillaje: no solo afecta a los ojos sino también a nuestra piel.
  9. Usar productos ya caducados: es importante contar con lubricantes, gotas limpiadoras, lágrimas artificiales y demás, sin embargo si el producto ya caducó, lo mejor será tirarlo a la basura.
  10. Conducir sin lentes o hacerlo llevando la graduación incorrecta: evidentemente para un conductor es muy necesario estar alerta y para esto se necesita de un buen grado de visión.

Seguramente, algunos de estos errores ya los habíamos escuchado, sin embargo, otros nos llegaron a sorprender. Cuidemos nuestra salud ocular y compartamos esta valiosa información.