Los lentes de sol se usan en cualquier época del año, son necesarios para proteger nuestros ojos de los rayos ultravioleta, que a pesar de que no los vemos, pueden causar daños a nuestra vista. Más que solo un accesorio, los lentes de sol son un método de prevención, ya que reducen la intensidad de la luz.

 

Al comprar nuestros lentes nos surgirán varias dudas pero los factores más importantes que debemos de tomar en cuenta son:

 

  1. Que la protección sea 100% de la radiación ultravioleta.
  2. Que la montura se ajuste bien a nuestro rostro.
  3. Checar el índice de protección, éste va del 0 al 4 que indican el porcentaje de luz que la lente deja pasar.

 

Entre las preguntas que nos podemos hacer al comprar nuestros lentes de sol son:

 

  • ¿Qué diferencia hay entre los lentes polarizados y los que no lo son?

Con los polarizados evitamos los reflejos que los lentes convencionales no pueden eliminar. Esos reflejos son los que nos deslumbran, y precisamente los lentes polarizados bloquean la luz reflejada y solo dejan entrar la luz útil para una visión nítida y con mayor contraste. Las circunstancias en las que se usan este tipo de lentes es en actividades en el mar o conducir, esto reduce la fatiga ocular. Sin embargo, este tipo de lentes no se deben usar si se interponen con un cristal polarizado o cristal líquido. ¡Ojo! Es muy diferente a los lentes de policarbonato, este solo es un material irrompible para aquellos que hacen deporte.

 

  • ¿Cómo son los lentes espejo?

Su revestimiento en la superficie permite que se refleje una parte de la luz evitando que llegue al ojo. Se recomiendan en los deportes náuticos, de invierno o en situaciones en las que la luz sea muy brillante y pueda deslumbrar. La capa espejo se puede añadir a cualquier lente.

 

  • ¿Qué colores son recomendables para cualquier actividad o deporte?

Los lentes amarillos o naranjas mejoran la calidad de nuestra visión en las distancias largas, se recomiendan para conducir de noche, sin embargo, nunca se deben usar cuando hay mucha intensidad de luz, excepto cuando practicamos algún deporte rápido como el tenis.

 

Los lentes verdes se recomiendan mucho si practicamos navegación y el esquí. Ya que este tono reduce la luminosidad sin interferir con la claridad de la visión. Este tipo de lentes se recomiendan a personas con problemas de hipermetropía.

 

Para aquellos que han sido operados de cirugía refractaria o con cataratas se les recomiendan los lentes marrones.

 

Si tenemos miopía, recomiendan si está soleado el día los lentes marrón y los naranjas cuando está nublado.

 

Los cristales marrones, grises y verdes son los que se recomiendan ya que respetan más la visión. Son los que menos alteran los colores.

 

  • ¿Se pueden graduar unos lentes de sol?

Sí, todos excepto las pantallas que suelen usarse para la nieve. Si la graduación es muy alta no aconsejamos graduarlas.

 

Una de las ventajas de los usuarios de lentes de contacto es que no necesitan graduar sus lentes de sol pueden usar el diseño que gusten y verán a la perfección sin problema. El único cuidado que requiere en todo momento con o sin lentes de sol es aplicarse una gota de lubricante en cada ojo para hidratarlos. Prolub® Ofteno se aplica directo a los ojos con los lentes de contacto puestos, brinda un confort prolongado y los refresca.

 

Ahora ya sabemos los detalles que debemos de tomar en cuenta para comprar nuestros lentes de sol, ¡elijamos bien!